Microblading cejas con aspecto natural en Villaverde-Madrid

Consiste en hacer micro-cortes superficiales en la piel para introducir tinta semipermanente, imitando pelos (Microblading Cejas en Villaverde – Madrid). Es un método de fácil realización, que suele durar entre una y dos horas. Primero se hace un estudio de fisonomía facial para elaborar el diseño adecuado para cada caso. Una vez concluido este paso, se adormece el área y se delinean las cejas con un lápiz, según el rostro del paciente, y luego se trabaja con una pluma de metal con microagujas que depositan el pigmento en la epidermis con sutiles trazos que casi no se distinguen del pelo real.

A diferencia de la micropigmentación o de otros tratamientos cosméticos tradicionales que se aplican en una capa más profunda de la piel, esta técnica se aplica en la epidermis, la capa de piel más superficial, y crea un aspecto de ceja más natural, con trazos más finos y precisos, dándole el marco ideal a los ojos.

Microblading Cejas en Villaverde – Madrid

¿Cuáles son sus beneficios?

1. El efecto conseguido es el de una mirada más natural y definida, embelleciendo el rostro.

2. Rápida cicatrización.

3. No hay tiempo de inactividad, las cejas están listas ni bien se termina el tratamiento.

4. Es ideal para cualquier persona, tanto mujeres como hombres, que deseen mejorar sus cejas, por alopecia o por pérdida de pelo por alguna afección.

5. Tiene una duración cercana a 1 año y requiere poco mantenimiento, solo algún retoque cada 12-18 meses y no necesita de ningún cuidado especial, más allá de los primeros 10 días, donde es mejor no exponerse excesivamente al sol y colocarse maquillaje o cremas.

Delineado permanente y microblading

En la micropigmentación se aplica tinta a través de un dermógrafo eléctrico (una máquina parecida a la que se usa para tatuar), que realiza varias perforaciones penetrando la piel con la tinta para definir cejas, labios y párpados, similar a un tatuaje. El microblading usamos una pluma de metal con microagujas , en que la tinta solo llega hasta la epidermis, la capa más superficial de la piel.