Factores, Tratamiento y Prevención de la Ciática

Nervio ciático surge de la parte inferior de la Ciática

Definición

La ciática es la irritación del nervio ciático, que baja por la parte posterior de cada muslo. La columna vertebral en los dos lados, se interna en la pelvis y sigue hasta las nalgas. De allí, pasa a lo largo de la parte posterior de la parte superior de cada pierna y, a la altura de la rodilla, se divide en ramas que bajan hasta los pies. Típicamente, la ciática provoca un dolor que baja por un muslo o nalga.

Causas

Cualquier cosa que cause irritación o presione el nervio ciático puede causar la ciática, incluyendo:

  • Hernia de disco o disco dislocado – las almohadillas entre los huesos de la columna vertebral se salen de lugar
  • Degeneración de disco, ocasionada por el avanzo de la edad o artritis
  • Estenosis espinal – estrechamiento del canal espinal en la región lumbar
  • Espondilolistesis – dislocación de un hueso en la parte inferior de la espalda
  • Esguince o distensión de músculos o de ligamentos en la región
  • En casos raros: problemas de ciatica
    • Tumores benignos o malignos
    • Infecciones
    • Coágulos de sangre
    • Problemas metabólicos como la diabetes
    • Toxinas, tales como el exceso de alcohol

Factores de Riesgo

Un factor de riesgo es algo que hace que sus posibilidades de contraer una enfermedad o condición aumenten.

  • Edad: 25-45
  • Una lesión, tal como:
    • Levantar un objeto pesado
    • Moverse o retorcerse de repente
  • Miembros de la familia con ciática o problemas en la parte inferior de la espalda
  • Vibración de vehículos o equipos pesados
  • Falta de ejercicio regular
  • Obesidad
  • Tabaquismo
  • Estrés

Síntomas

La ciática provoca síntomas que pueden variar entre leves y graves.

Los síntomas típicos incluyen:

  • Dolor punzante, dolor con ardor u hormigueo que baja por la parte posterior de una pierna
  • Dolor en una pierna o nalga, que es más fuerte al:
    • Sentarse
    • Pararse
    • Toser
    • Estornudar
    • Hacer esfuerzos
  • Debilidad o entumecimiento en una pierna o pie

Entre los síntomas más graves asociados a la ciática, los que pueden requerir atención médica inmediata, se incluyen:

  • Debilidad progresiva en una pierna o pie
  • Dificultad para caminar, pararse o moverse
  • Pérdida de control de intestinos o vejiga
  • Fiebre, pérdida de peso sin explicación y otras señales de enfermedad

Diagnóstico

El médico le preguntará sobre sus síntomas e historial médico y examinará su espalda, caderas y piernas. El examen físico incluirá pruebas de fuerza, flexibilidad, sensación y reflejos.

Otras pruebas podrán incluir:

Rayos X – prueba que utiliza la radiación para tomar una foto de estructuras dentro del cuerpo, especialmente los huesos

IRM – prueba que utiliza ondas magnéticas para tomar imágenes de estructuras dentro del cuerpo

TC – tipo de rayos X que utiliza una computadora para tomar imágenes de estructuras dentro del cuerpo

Estudio de transmisión de nervios – prueba en la que se pasa corriente eléctrica a través de un nervio para determinar la salud o enfermedad de dicho nervio

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir la irritación en el nervio ciático.

Las opciones de tratamiento incluyen:

Reposo – descanso sobre un colchón o almohadilla firme sobre el piso durante dos a tres días, levantándose únicamente para ir al baño

Medicación

  • Analgésicos como el paracetamol (Tylenol), aspirina o ibuprofeno
  • Relajantes musculares para los espasmos musculares
  • Píldoras o inyecciones de cortisona en el punto en el que el nervio ciático sale de la columna vertebral
  • Antidepresivos para el dolor crónico

Terapia física – en casa o en el trabajo, la que puede incluir:

  • Bolsas calientes o frías
  • Ejercicios de alargamiento o de fortalecimiento
  • Masajes
  • Tratamientos con ultrasonido
  • Estimulación eléctrica

Terapias alternativas

  • Entrenamiento para el relajamiento
  • Hipnosis
  • Conformación de imágenes guiada
  • Biofeedback
  • Acupuntura

Cirugía – para aliviar la presión sobre el nervio ciático. Se realiza en situaciones de emergencia o si no se obtiene éxito con los demás tratamientos. La nucleotomía y laminectomía lumbar son procedimientos quirúrgicos comunes.

Prevención

La ciática tiende a repetirse. Se pueden tomar los siguientes pasos para evitar su regreso o, en algunos casos, para evitar que suceda en primer lugar:

  • Al levantar un objeto, sujételo cerca del pecho, mantenga la espalda derecha y use los músculos de las piernas para subir lentamente.
  • Mantenga una buena postura para reducir la presión sobre la columna vertebral.
  • Duerma sobre un colchón firme.
  • Haga ejercicios periódicamente, durante por lo menos 30 minutos, la mayoría de los días de la semana. Son buenas opciones caminar, nadar o ejercicios que recomiende su médico o un terapeuta físico.
  • Evite sentarse o pararse en una misma posición durante períodos prolongados.
  • Considere la posibilidad de un nuevo entrenamiento de empleo si las tareas que realiza requieren levantar objetos pesados con frecuencia o estar sentado por períodos prolongados.
  • Si fuma, deje de fumar. El tabaquismo puede ocasionar daños en el nervio ciático.

Organizaciones

American Association of Neurological Surgeons (Asociación Americana de Cirujanos Neurológicos)
http://www.neurosurgery.org/

Spine-health.com
http://www.spine-health.com/

FUENTES:

“Sciatica,” Postgraduate Medicine. julio de 1997.

American Association of Neurological Surgeons (Asociación Americana de Cirujanos Neurológicos)

“Low Back Pain,” The Merck Manual, 17a edición, 1999.